de Arango Álvarez, Padre Fernando



Fernando de Arango Álvarez nació el 20 de febrero de 1924 en la Habana-Cuba, cursó sus estudios en el Colegio Belén, desde muy pequeño sintió vocación religiosa, ingresó el Seminario en 1941 y se ordenó sacerdote en 1954.

Durante algún tiempo de desempeñó como asesor de la Juventud Obrera Católica (JOC) cubana, especialmente en los últimos años de la dictadura de Fulgencio Batista y los primeros años del Gobierno de Fidel Castro, donde la JOC jugó un importante papel en defensa de los derechos de los jóvenes trabajadores y del pueblo cubano en general.

El padre Fernando de Arango fue expulsado de Cuba junto a otros 125 religiosos, tanto sacerdotes, como monjas, entre ellos el Obispo Monseñor Eduardo Boza Masvidal, fueron deportados a España, Arango se traslado a Venezuela y a mediados del año 1962 se radicó a nuestro país (Republica Dominicana).

Arango se unió a otros jesuitas que estaban trabajando en el área social, entre ellos hay que recordar con especial veneración al padre Manuel González Quevedo, y algunos más jóvenes para esa época como los padres Francisco Guzmán, José Arnaiz, Benavides, José Llorente y otros, quienes realizaron una labor de identificación con la clase de trabajadora dominicana, tanto en el campo como en la ciudad, especialmente en el área de la formación, acción y organización.

La primera gran tarea del padre Fernando de Arango en nuestro país fue reorganizar en el año 1962 la JUVENTUD OBRERA CATOLICA (JOC), que había existido en años anteriores, limitada en algunas parroquias de la capital, suspendida durante los últimos años de la dictadura de Trujillo después de las deportaciones de los últimos asesores, los padres Manuel González Quevedo y Marcial Silva.

...
Esta es una forma de recordar al padre Arango, quién falleció el 3 de mayo de 1988, en Santo Domingo, y para agradecerle todo lo que hizo por los trabajadores dominicanos especialmente por los jóvenes.

Comments